Un niño de diez años cree ser el único culpable de los atentados del 11-S

  • El chico sufre un trastorno obsesivo-compulsivo.
  • Afirma que el 11-S se produjo porque no pisó una marca blanca.
  • Además dice que fue obligado a cambiar sus pasos y por eso, aunque lo intentó con todas sus fuerzas, no pudo plantar el pie sobre la marca.
  • ESPECIAL: 11-S: El día que cambió el mundo
Una de las Torres Gemelas de Nueva York arde, momentos antes de que el segundo avión impacte sobre la otra. (ARCHIVO)
Una de las Torres Gemelas de Nueva York arde, momentos antes de que el segundo avión impacte sobre la otra. (ARCHIVO)
ARCHIVO

Un niño de diez años con un trastorno obsesivo-compulsivo (un desorden de ansiedad que produce conductas repetitivas sin sentido) y el síndrome de Tourette (los enfermos que lo padecen pronuncian frases y sonidos involuntarios) piensa que por su culpa se produjeron los ataques terroristas del 11-S.

El chico no para de repetir al grupo de psicólogos que lo tratan que el 11-S se produjo porque no pisó una determinada marca blanca el citado día de 2001. Los expertos del

University College de Londres, que han analizado al niño, creen que es
la primera vez en el mundo que alguien se culpa de este ataque terrorista, según publica el

Aunque el joven paciente ha sido tratado con una serie de medicamentos específicos para este tipo de trastornos, según explica la psicóloga del UCL, Mary Robinson, sigue culpándose y recuerda casi todos los días como fue forzado a cambiar sus pasos para no pisar la marca blanca.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento