'En base a nuestro análisis económico y monetario regular, hemos decidido en la reunión de hoy aumentar los tipos clave en 25 puntos básicos', dijo el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, en rueda de prensa.

'Esta decisión se tomó para evitar tanto los efectos secundarios y contrarrestar el aumento de los riesgos alcistas para la estabilidad de precios a medio plazo', dijo.

La decisión estaba prevista desde que Trichet planteó la posibilidad el mes pasado y la inflación tocó en junio un máximo interanual del cuatro por ciento.

El BCE subió los tipos por última vez en junio de 2007 y la turbulencia de los mercados financieros forzó a la entidad poner fin a una racha de ocho subidas que elevó el tipo del dos por ciento al cuatro por ciento en poco más de año y medio.

El BCE subió también el tipo marginal al 5,25 por ciento y el de depósitos al 3,25 por ciento.

Sobre los riesgos para la inflación, Trichet dijo que las tasas de inflación armonizada han seguido subiendo significativamente.

'Se espera que sigan claramente por encima de los niveles que son coherentes con la estabilidad de precios', dijo.