Homenaje
La estatua de Paco Toronjo en Huelva y su tumba, en Alonso. .
Francisco Antonio Gómez Arreciado, el considerado como mejor cantaor de fandangos de la historia, y más conocido como Paco Toronjo, fue recordado ayer con cariño en Alonso, su localidad natal, para conmemorar los diez años de su muerte.

Con motivo de este décimo aniversario el Ayuntamiento alosnero celebró una misa en su memoria en la Iglesia Parroquial Nuestra Señora de Gracia, así como una ofrenda de flores, que se realizó en el busto que el pueblo le dedicó y que se encuentra ubicado en la calle Barrios.

El certamen de fandangos que lleva su nombre dedicará un día a tratar su figura
El acto, que estuvo presidido por el alcalde de Alosno, Benito Pérez, y el teniente-alcalde, Bartolomé Rojas, a quienes acompañó el párroco José Antonio Sosa, contó con la presencia de asociaciones locales y vecinos que quisieron sumarse a este sencillo homenaje que ha servido para mantener viva en Alosno la memoria de un alosnero ilustre. 

Toronjo sentó cátedra en su forma de cantar los fandangos de Huelva, paseando su arte por todo el mundo y logrando aumentar la difusión de un cante ligado al folclore más tradicional.

Asimismo, y dentro de las actividades previstas con motivo del XII Certamen de Fandangos 'Paco Toronjo', que se desarrollará entre los días 18 y 26 de julio, la organización va a dedicar un día para tratar en profundidad la figura del cantaor.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE HUELVA