Salta la alarma en la Unión Europea. Dinamarca, que había experimentado un enorme boom inmobiliario a lo largo de la década de los noventa, es la primera economía de la Unión que entra en recesión.

El país nórdico ha sufrido una contracción de seis décimas en su Producto Interior Bruto del primer trimestre de 2008, después de caer un 0,2% de octubre a diciembre del pasado año, según los datos de la oficina danesa de estadísticas.

Cae el gasto de los consumidores

En esta misma línea, la inflación en Dinamarca ha registrado su mayor crecimiento desde 1990, alcanzando el 3,4% en mayo, mientras que el gasto de los consumidores cayó un 1,1% de enero a marzo.

El Banco Central danés elevó en mayo una décima porcentual los tipos de interés de la corona danesa hasta el 4,35%, para intentar defender la vinculación de su cambio frente al euro.