Sin pistas de Madeleine
Los McCann en una foto de archivo de junio. EPA / SOEREN STACHE

Kate y Gerry McCann continuarán la búsqueda de su hija Madeleine, desaparecida el 3 de mayo del 2007 en Portugal, aunque la Policía lusa decida cerrar la investigación del caso, según ha señalado el portavoz de la familia, Clarence Mitchell.

La información que está en los archivos no puede quedar para acumular polvo

En unas declaraciones a la prensa, Mitchell pidió a las fuerzas del orden portuguesas que no archiven la pesquisa al tiempo que solicitó que se retire el calificativo de sospechosos a los padres de la pequeña, desaparecida en el Algarve (sur de Portugal). "Todavía no hay nada oficial. Estamos al tanto de las noticias en la prensa portuguesa de esta mañana que sugieren que el caso será abandonado y archivado sin cargos contra Kate y Gerry", añadió.

"La información que está en los archivos no puede quedar para acumular polvo. Kate y Gerry nunca dejarán de buscar a su hija. No voy a criticar en este momento a la Policía portuguesa. Aún tenemos que trabajar con ellos", puntualizó Mitchell.

Según el portavoz, de cerrarse la investigación, entonces los archivos policiales deberían ser entregados a los detectives privados de los McCann para que continúe la búsqueda. De acuerdo con la prensa portuguesa, la Policía puede poner fin al caso de Madeleine por falta de pruebas.