La decisión se dio a conocer un mes después de que otro tribunal francés ordenara a eBay pagar 20.000 euros al fabricante de bolsos Hermès por permitir la venta de copias de sus productos, en el último capítulo de una larga batalla entre los fabricantes de objetos de lujos y la casa de subastas.

LVMH, que agrupa a marcas como Louis Vuitton, Moët & Chandon, Loewe, De Beers o Givenchy, había reclamado daños por valor de 50 millones de euros, bajo el argumento de que la división francesa de eBay no había hecho suficiente para impedir la venta de productos falsificados.

La empresa de subastas ya ha anunciado que apelará la decisión.