Niño tocando una tuba
Ryan Harrison, que sanó de su asma tocando una tuba. (FOTO: TELEGRAPH) TELEGRAPH

La curación por el espíritu.... de la música. Así ha debido pensar la familia de un niño inglés de 9 años el cual padecía asma desde que era un bebé y que tras empezar a tocar una tuba -un instrumento de viento- se recuperó en muy poco tiempo de dicha enfermedad respiratoria.

Ciertos instrumentos beneficias a los pacientes asmáticos

Ryan Harrison empezó a tocar el instrumento a principios de enero y según su madre, Marie Johnson, en pocas semanas empezó a respirar mejor y pasados los meses se había restablecido por completo, según el diario The inquirer.

Leanne Male, director asistente del centro de investigaciones del asma de Reino Unido, se ha referido al caso: "Hay investigaciones científicas sobre los beneficios de ciertos instrumentos de viento para la salud de los enfermos asmáticos, sin embargo no había casos de mejora tan drástica como la suya".

Músicoterapia contra el asma

Este caso puede que no sea tan extraordinario, pues las investigaciones para descubrir tratamientos musicales que curen -o alivien- el asma de los pacientes están a la orden del día.

Así, La Universidad Católica de Valencia 'San Vicente Mártir' (UCV) y la Unidad de Alergología del Hospital General han iniciado, por primera vez en la Comunitat Valenciana, un nuevo tratamiento diseñado conjuntamente para pacientes con asma basado en la aplicación de la técnica de la musicoterapia. El proyecto tiene como destinatarios a pacientes asmáticos de todas las edades, según explicaron fuentes de la universidad