"Los signos de posesión se dan en personas normales, no en trastornados"

  • El exorcita José Antonio Fortea dio una conferencia en Toledo.
  • "La iglesia no hace publicidad de los exorcismos, pero los admite".
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE TOLEDO
José Antonio Fortea, en un encuentro digital en 20minutos.es Foto: Jorge París).
José Antonio Fortea, en un encuentro digital en 20minutos.es Foto: Jorge París).
Jorge París
Uno de los
cinco exorcistas autorizados en España, el
padre José Antonio Fortea , aseguró hoy que la Iglesia católica no prohíbe los
exorcismos "porque funcionan" debido a que en determinados casos curan los síntomas de los poseídos. Sin embargo, reconoció que la Iglesia es consciente de que puede haber problemas mediáticos "y por ello no tiene interés" en publicitarlos.

Fortea que impartió la conferencia "Posesión demoníaca o enfermedad mental. Estado de la cuestión en el siglo XXI" en el Salón de Actos del Hospital Virgen de la Salud de Toledo, invitado por el Colegio de Médicos de Toledo, explicó que los exorcismos se dan en casos muy concretos que aparecen en personas diagnosticadas con esquizofrenia.

En este sentido, subrayó que los signos de posesión se dan en personas normales sin ningún problema mental que a raíz de un hecho esotérico sienten presencias, entran en trance, hablan otras lenguas y tienen pesadillas continuas, "incluso en ocasiones manifiestan una aversión hacia lo religioso", añadió.

Si a los poseídos los curan los psiquiatras, perfecto. Si no, que nos los dejen a nosotros

Asimismo, continuó, a ello se añade el elemento más característico que es el desdoblamiento de personalidad que se conjuga de un modo determinado y concreto "que con oraciones la persona puede volver a la normalidad aunque haya estado padeciéndolo durante varios años", argumentó.

"Si estos casos los cura un psiquiatra nosotros somos los primeros agradecidos, si no los curan ellos lo que les decimos es déjennos intentarlo nosotros. La experiencia es que hay un buen número de casos en el mundo que se daban por crónicos y que son liberados a través de la oración", apostilló.

Respecto a esto, manifestó Fortea, en la sociedad actual existe un dogma que se inculca a los médicos en las universidades desde el principio al hacerles considerar lo relativo al espíritu como una superstición y creer únicamente en la ciencia.

Críticas de Alternativa Laica

Respecto a las críticas hechas desde el grupo Alternativa Laica de Toledo , el reverendo manifestó que no está acostumbrado a este tipo de cosas pese a haber dado conferencias en universidades o ante psiquiatras y médicos, "es una especie de reacción pueblerina de gente que si viaja un poco por el extranjero se dará cuenta de que es algo incomprensible", añadió.

Finalmente, aclaró que a algunos médicos les cuesta entender que un sacerdote pueda ser también científico. "Normalmente este tipo de personas no suelen escuchar las conferencias y son personas dogmáticas que no creen en la existencia del espíritu y no les merece la pena escuchar a un sacerdote porque sería una pérdida de tiempo", concluyó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento