Los políticos y las patadas al diccionario

  • Bibiana Aído ha inventado los términos "miembra" e "inferiorizadas", pero no es la única.
  • Nuestros políticos se caracterizan por el uso de expresiones malsonantes, las meteduras de pata y las patadas al diccionario.
  • Carmen Calvo inventó la palabra "fraila" y Solana entregó el "catorceavo premio Mayte de Teatro."
  • LISTA: ¿Cuáles son las mayores perlas de nuestros políticos?
Carmen Calvo, Javier Solana y Bibiana Aído, protagonsitas.
Carmen Calvo, Javier Solana y Bibiana Aído, protagonsitas.
Archivo

Hace algo más de un año, los políticos se apuntaron a la iniciativa Apadrina una palabra, organizada por la Escuela de Escritores y el Ateneu barcelonés, con la que pretendían salvar una palabra que les pareciera que estaba en desuso.

Yo he sido cocinera antes que 'fraila'
Sin embargo, hay una
larga tradición de patadas al diccionario y meteduras de pata por parte de nuestros políticos. Los dos últimos, protagonizados por la ministra de Igualdad,
Bibiana Aído , son dos neologismos a propósito de la Igualdad:

Aído es la última de una lista en la que también figuran Magdalena Álvarez, que llevó al Congreso la expresión "antes partía que doblá", o Javier Solana, que hizo "entrega del catorceavo premio Mayte de Teatro", según sus propias palabras.

Carmen Calvo, a la cabeza

Especial protagonismo tuvo, durante su etapa al frente del ministerio de Cultura, Carmen Calvo. La ex ministra no sólo aseguró que pediría a Bill Gates "el dominio de la 'Ñ' en internet", por más que el presidente de Microsoft no es dueño del registro de dominios, sino que también deseó que "la Unesco legisle para todos los planetas" y no tuvo reparos en admitir que ella había sido "cocinera antes que fraila", que "el dinero público no es de nadie" o que "el español está lleno de anglicanismos".

No obstante, el episodio más cómico lo protagonizó en el Senado, cuando el senador Juan Van-Halen Acedo repitió varias veces "Calvo dixit" y ella le respondió que "usted para mí nunca será Van-Halen Dixi ni Pixi".

Expresiones malsonantes

Al margen de los errores gramaticales y léxicos, nuestros políticos tampoco se han caracterizado nunca por cuidar el lenguaje. Es por ello que aún se recuerda cómo Rajoy, siendo ministro del Interior, mandó "a tomar por culo" al senador socialista Juan Barranco, cómo Trillo exclamó "manda huevos" durante una sesión parlamentaria en 1997, cómo Aznar definió uno de sus discursos como un "coñazo" o cómo Arias Cañete aseguraba que el Plan Hidrológico Nacional saldría "por cojones".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento