Charlize Theron: "Nunca me he creído superior a nadie"

  • Charlize Theron presentó 'Hancock' en Berlín.
  • Protagoniza la película junto a Will Smith y Jason Bateman.
  • La película se estrena en España el 18 de julio.
La actriz Charlize Theron, en la presentación en Berlín de 'Hancock'.
La actriz Charlize Theron, en la presentación en Berlín de 'Hancock'.
REUTERS

La actriz sudafricana presentó en Berlín Hancock, que protagoniza junto a Will Smith. En la cinta Theron, de 32 años, interpreta a una madre de familia cuya vida se revoluciona tras conocer a un caótico superhéroe.

Entre superhéroes como Iron Man o Hulk... ¿qué pinta alguien como Hancock?

Tiene problemas con el alcohol, es un maniaco depresivo... Desde luego, no da la clásica imagen del superhéroe, del héroe perfecto, de alguien imposible de derribar. La película habla de alguien superior pero también muy cercano. No es un icono sacado de un libro sino un personaje apartado, original. Pese a ser especial tiene que luchar con los mismos problemas que una persona normal.

Las estrellas de cine no tenemos superpoderes, aunque lo parezca en los medios de comunicación"
¿Es parecido un superhéroe a una estrella del cine?

¡Las estrellas de cine no tenemos superpoderes! Esa es la imagen que los medios de comunicación han creado, pero no es real: somos gente normal. Pero tienes razón: nos venden como seres extraordinarios, con vidas explosivas. Viajamos en aviones privados, dormimos en hoteles maravillosos, y eso nos convierte en personas diferentes, pero al final del día puedo asegurarte que somos seres humanos. A veces es necesario recordártelo tú mismo, porque es fácil obsesionarte con la fama y eso puede hundirte.
¿Alguna vez se ha sentido así?

No es por ser humilde, pero nunca me he sentido superior a nadie. Mi vida es diferente, pero me siento como cualquier otra persona. Por eso me gusta actuar: para investigar las vidas de los demás, para poder conectar con el resto de la gente.
¿No corrompe la fama, el éxito?

Podría decir que el dinero no es importante, pero pienso en la gente con seis hijos y sin trabajo y me doy cuenta de lo ridículo que sonaría. Lo que sí es verdad es que no trabajo en ésto por dinero, sino por algo más: me encanta mi profesión. Y sí, gano mucho, pero tampoco hago cosas demasiadas extravagantes... ¡pero no pienso pedirte dinero!
Necesitamos un líder que inspire a la gente. Gente como JFK o Mandela: quizá Obama sea el próximo"
¿Qué tipo de superhéroe necesita el Mundo?

Necesitamos un líder que inspire a la gente y transmita precisamente eso, liderazgo. Todos vibramos cuando recordamos a John F. Kennedy diciendo en Berlín "Yo también soy berlinés". Eso inspira a la gente. Necesitamos gente como
Barack Obama sea el próximo.
¿Fue difícil, tras proyectos más pequeños, participar en una superproducción como Hancock?

No había hecho nunca una película así, pero puedo asegurarte una cosa: trabajar en una mina es mucho más difícil que rodar una película. Rodar es divertido, pienso cada día en la bendición que supone hacer algo que amas. Jamás pienso "qué duro es este rodaje", porque es un placer absoluto.
¿Qué destacas de la película?

Tiene sustancia. No es sólo entretenimiento, aunque lo sea y del bueno. El primer acto es pura diversión. El segundo es un drama y el tercero casi parece escrito por Shakespeare. No es sólo para que los espectadores coman palomitas.
Arriaga trató de enseñarme español... ¡será mi próxima lengua!"
Acaba de rodar una película a las órdenes del mexicano Guillermo Arriaga (guionista de, entre otras, Amores perros y 21 gramos). ¿Cómo fue la experiencia?

Alucinante. Trató de enseñarme español, pero no pude: es una de las cosas que tengo que hacer. Vivo en California y allí todo el mundo lo habla... Definitivamente, será la próxima lengua que aprenda. Respecto a la película, será excelente: la presentaremos en el próximo Festival de Venecia.
¿Cómo se ve desde Hollywood la situación de su país, Sudáfrica?

Cuando vuelvo a mi casa me doy cuenta de la suerte que tengo. Me preocupa ver a tanta gente de mi edad rodeada de SIDA, delincuencia, corrupción, violencia. Hay una fundación con mi nombre que trata de que las cosas mejoren. La solución pasa por educar a los niños: que puedan acceder a la informática, al desarrollo. El futuro está en sus manos.
¿Qué sientes al ver a miles de africanos jugandose la vida para llegar a Europa?

El ser humano se dicta por el instinto de supervivencia. No puedo estar de acuerdo con las decisiones de muchos políticos, empezando por los de mi país, porque la situación en Africa es desesperada. Pero no es fácil juzgar ni a la gente ni a los políticos, y muchos menos desde una situación tan privilegiada como la mia.
¿Cómo se crió?

Con mi madre, una mujer muy dura. Está muy orgullosa de mí, pero nunca me lo ha hecho sentir demasiado. No presume nunca de mí, al menos cuando estoy delante. Y siempre me dejó vivir mi propia vida. Me decía: viaja lejos, ten tus propios problemas, nadie va a vivir tu vida por ti. Desde los 16 años vivo sola, viajando y trabajando. Soy responsable de mi propia vida.
¿De qué trabajaba?

De modelo... ¡pero siempre querían que hiciese ropa interior! Aprendí a decir que no, a respetarme, a mantener mi dignidad. Algo que no todas las chicas de 16 años saben hacer: por eso muchas se pierden en el camino.
Trabajó hace años con Will Smith en La leyenda de Bagger Bance. ¿Ha cambiado desde entonces?

Sí. Mucho. Sigue siendo muy divertido, pero se ha vuelto más responsable. Y ha leído mucho: está muy interesado por la condición humana, por cómo somos las personas. Ha cambiado, pero desde luego lo ha hecho para mejor.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento