Plan VIVE
Salón del Automóvil de Madrid. (ARCHIVO) ARCHIVO
El Consejo de Ministros aprobará con toda probabilidad el próximo viernes el Plan VIVE (Vehículo Innovador-Vehículo Ecológico), que tiene por objeto rejuvenecer el parque automovilístico, informaron hoy fuentes del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

A cambio, el receptor de la ayuda tendrá que retirar y achatarrar su vehículo antiguo
Este plan, que según lo previsto tendrá una vigencia de dos años, consistirá en subvencionar parte de los costes de financiación para la adquisición de un nuevo vehículo, con la condición de que el receptor de la ayuda retire y achatarre otro vehículo de su propiedad con más de quince años en circulación.

Inicialmente está previsto que las ayudas estén limitadas a la adquisición de vehículos con emisiones inferiores a 120 gramos de CO2 por cada kilómetro recorrido. Según precisó el lunes el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el plan contará con 1.500 millones de euros anuales en "créditos blandos", mediante una línea de financiación del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Este plan de renovación del parque automovilístico español tiene un doble objetivo.  Se pretende contribuir a la reducción de emisiones de dióxido de carbono, ya que está dirigido a vehículos con emisiones inferiores a 120 gramos de CO2 por kilómetro.

En segundo término, con este plan el Gobierno persigue reducir la siniestralidad en las carreteras, en la medida en la que se retirarán de la circulación los coches más antiguos.

Según los cálculos de Industria, a este programa podrán acogerse 120.000 vehículos en sus dos años de duración, si bien desde el sector se rebaja esta estimación hasta 80.000 coches como máximo, teniendo en cuenta que de los 3.700 modelos de automóviles que se comercializan en España, sólo 232 (algo más del 6%) pueden acogerse al mismo por sus niveles de emisiones.