Las playas de La Malvarrosa y El Cabanyal volvieron a quedar como un estercolero tras la celebración de la noche de San Juan. Y eso, pese a las 50.000 bolsas de basura repartidas por el Ayuntamiento entre los 130.000 asistentes. Sobre las bolsas, el concejal de Medio Ambiente, Ramón Isidro, reconoció ayer que, pese a haber ayudado a acelerar la limpieza, habían sido «menos utilizadas de lo deseado».

Sin embargo, el esfuerzo de los 107 trabajadores que desde las 5.30 horas de ayer comenzaron las labores de limpieza y retirada de hasta 105 toneladas de residuos posibilitó que a las 10 horas el aspecto de las playas recuperara la normalidad, según explicó Ramón Isidro, quien achacó el pobre uso de estas bolsas «al cansancio de la noche y al exceso de alegría».

La Policía detuvo a 12 personas, la mayoría por robar

Precisamente, algo más que exceso de alegría hizo que 30 personas fueran atendidas por personal de Cruz Roja por intoxicación etílica. Además, auxiliaron a otras 10 por quemaduras, 56 por heridas, nueve por picaduras de peces araña y 61 por contusiones: en total, 166 personas atendidas.

Por su parte, la Policía Nacional detuvo a 12 personas, la mayoría de origen magrebí, por hurtos en estas playas. Además, identificaron a otras 93 y atajaron una pelea entre menores que se saldó con pequeños cortes de cristales. Por su parte, desde la EMT informaron que transportaron a 65.000 personas.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALENCIA