Suma y sigue, por desgracia. Ya van cuatro taxistas agredidos en un mes en la provincia de Alicante. La última víctima sufrió un atraco y destrozo en su vehículo en Sant Vicent del Raspeig mientras realizaba un servicio nocturno el pasado fin de semana.

No contentos con la recaudación del taxi, los agresores le dejaron el coche totalmente destrozado con un extintor, con todas las lunas reventadas y parte de la carrocería rayada, informó Canal 9.

Los taxistas, en solidaridad con su último compañero agredido, pararán este sábado para reclamar más medidas de seguridad, sobre todo por las noches.

CONSULTA MÁS NOTICIAS DE ALICANTE