Bares
Cada vez hay más vigilancia en los bares.

Los bares han decidido tomar medidas para evitar que los menores de edad consuman alcohol.

Al menos eso se deduce de los datos facilitados por la Policía Municipal que el pasado año incrementaron de forma notable sus inspecciones a los establecimientos hosteleros, pero encontraron a menos adolescentes que incumplían la norma.

En total se identificó a 1.155 jóvenes para comprobar que cumplían con la ley
En concreto, a lo largo de 2007 se realizaron hasta 971 visitas a bares, con 90 actas de sanción, mientras que
en 2006, con sólo 641 inspecciones, hubo más multas, 101.

Según establece la normativa existen dos posibles infracciones: por un lado no se puede vender alcohol a los menores de 18 años (ni siquiera una cerveza) y, por otro, no pueden encontrarse en el interior de un establecimiento adolescentes de menos de 16 años sin hallarse en compañía de su padre o tutor.

A lo largo de 2007 la Policía localizó a 47 menores consumiendo y a 43 sin tener la edad mínima para estar dentro de un bar.

Importantes multas

La normativa para este tipo de infracciones es muy severa y servir alcohol a un menor de edad, causando graves daños en su salud, es una falta muy grave, según la Ley de Asistencia e Integración Social del Drogodependiente de Castilla y León.

La sanción va de 10.000 a 600.000 euros y puede incluir el cierre definitivo del local
El dueño del establecimiento tiene la obligación de pedir el carné para cerciorarse de qué edad tiene.

Un año con la nueva ley

Una nueva ley prohíbe desde el 15 de marzo la venta de cualquier bebida con alcohol a menores de 18 años.

Con anterioridad, a partir de los 16 años, sí se podían servir cervezas o vinos que tienen menos graduación.

Además, tampoco son legales las fiestas de 2X1 o las que promueven el consumo de determinadas bebidas.

Sin embargo, hay establecimientos que continúan organizándolas y, de hecho, en 2007 se multó a dos bares por este motivo.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID.