La tasa de natalidad española es la más baja de la UE
Actualmente la tasa de natalidad española es la más baja de la Unión Europea: 1,3 hijos por mujer. (ARCHIVO) ARCHIVO

El pleno del Congreso ha rechazado hoy por amplia mayoría una proposición de ley para ampliar en dos semanas los permisos de maternidad y de paternidad. Eso sí, el requisito previo era que ambos progenitores hubiesen hecho uso de su respectivo permiso, de manera que la madre no podría disfrutar de ese nuevo derecho si el padre no hace uso de su permiso, y viceversa.

De acuerdo con esta propuesta, formulada por el Partido Popular, la baja de maternidad subiría a las 18 semanas (frente a las 16 actuales), y el de paternidad llegaría a un mes (frente a los 15 días actuales).

La mayoría de grupos han rechazado la iniciativa por "escasa", "mal redactada" o "discriminatoria"
Aunque todos los grupos de Congreso han reconocido que hay que favorecer la corresponsabilidad de los hombres en el cuidado de los hijos y acabar con la discriminación laboral de las madres, han rechazado la iniciativa por "escasa", "mal redactada" o "discriminatoria", entre otros calificativos.

El portavoz socialista en la Cámara, José Antonio Alonso, ha justificado el rechazo en que la propuesta contiene "graves errores de fondo", como "dejar fuera a los funcionarios y a las familias monoparentales". Alonso ha asegurado que la iniciativa "introduce inseguridad jurídica" y ha añadido que el PP pide "lo que no quiso aprobar cuando se aprobó la Ley de Igualdad".

En defensa de la propuesta, el diputado del PP Alfonso Alonso ha recordado que en los setenta España era el segundo país con mayor índice de fertilidad de Europa, mientras que ahora la tasa de natalidad española es la más baja de la UE: 1,3 hijos por mujer, muy lejos del mínimo que garantiza el relevo poblacional (2,1).

Acercarnos a otros países europeos

En el empleo, la tasa de actividad de los hombres es del 70%, 20 puntos más que la de las mujeres, ha subrayado. Para Alonso, ambos datos muestran que es necesario impulsar la conciliación de la vida laboral y familiar, mejorar el acceso de las mujeres al mercado laboral e incentivar la natalidad y la corresponsabilidad de ambos progenitores.

Además, Alonso ha instado al Gobierno a aprobar esta medida para acercarnos "algo más" a los permisos de maternidad de los países de nuestro entorno como Suecia, cuya baja maternal es de 96 semanas, Noruega (52 semanas), Irlanda (62), Italia (47) o Reino Unido (40).