Un joven de 22 años recibirá una indemnización de 54.890,97 euros en concepto de daños y perjuicios por una una torsión testicular que no fue diagnosticada a tiempo, por culpa de la cual perdió uno de los testículos.

Así lo han acordado este martes el Servicio Catalán de Salud y la defensa del afectado. M.M.C. Éste, el 1 de noviembre de 2006, cuando contaba con 20 años de edad, acudió al Servicio de Urgencias del Hospital del Vendrell por padecer dolor testicular e inflamación.

La atención no fue correcta porque no se le hizo ninguna prueba
En este centro hospitalario, "la atención no fue correcta" porque no se le hizo ninguna prueba, aunque sí
se le diagnosticó una orquitis y epidimitis (infección testicular), por lo que le recetaron tratamiento antibiótico, informó la asociación El Defensor del Paciente.

Dos días después, al ver que los síntomas no mejoraban, el paciente se dirigió a Urgencias del Hospital de Viladecans, donde, tras realizarle una ecografía, se le diagnosticó una torsión testicular. Ante la ausencia de flujo sanguíneo, fue necesario intervenir al paciente para practicarle una orquieotomía (amputación testicular).