La Bolsa de Madrid
Varios paneles informativos de la Bolsa de Madrid. (ARCHIVO) ARCHIVO
La bolsa española cerró hoy en el nivel más bajo desde septiembre de 2006 tras encadenar su sexta bajada consecutiva, que fue del 1,59%, debido a las negativas perspectivas sobre la economía nacional y a factores internacionales, como el precio del crudo o las malas expectativas en EEUU.

La economía española es una de las peor preparadas para hacer frente a la crisis mundial

El selectivo Íbex-35 se desplomó hasta los
12.205,6 puntos, cerca del soporte crítico de los 12.000-12.200 puntos, y ya acumula una pérdida del 19,61% desde que comenzó el año, en línea con los indicadores europeos.

Sin embargo, la evolución del selectivo español fue hoy mucho peor que la de sus homólogos europeos, que a última hora moderaron parte de sus pérdidas (Fráncfort cayó el 0,81%; París, el 0,83% y Londres, el 0,57%), ante la remontada del Wall Street tras su mala reacción inicial a sus desfavorables datos macroeconómios.

En EEUU se conoció hoy que tanto el índice de precios de vivienda como la confianza del consumidor cayeron más de lo previsto por los analistas, lo que refleja que la hasta ahora principal economía del mundo sigue sin mostrar signos de reactivación.

Según el gestor de renta variable de Renta 4 Alejandro Varela, la bolsa española se vio penalizada sobre todo por el hecho de que la economía española "es una de las peor preparadas para hacer frente a la crisis mundial", como demuestra el anuncio de que España crecerá menos del 2% este año y una cifra aún menor en 2009, cuando la tasa de paro se acercará al 11%.