Las tormentas de las últimas horas que descargaron granizo y agua en amplias zonas de la provincia, pero con especial virulencia en varios términos municipales de La Moraña, han originado cuantiosos daños en todos los cultivos. Según las estimaciones de UPA, en los términos municipales de Palacios Rubios, Vinaderos, Tornadizos de Arévalo, Aldeaseca, Palacios de Goda, Langa, Muñomer del Peco, Albornos, Narros de Saldueña y Tiñosillos, entre otros, son aproximadamente 25.000 hectáreas las dañadas de forma severa. El grado de afección es muy considerable, ya que en muchas parcelas se ha perdido el cien por cien de la cosecha.

Algunos granizos que cayeron tenían el tamaño de una nuez

"Se da la circunstancia de que fueron muchas las horas seguidas en las que el granizo y la lluvia descargó de forma virulenta, ya que desde las 16 horas de ayer lunes hasta las 2 horas de la madrugada de hoy martes, no paró de descargar agua mezclada con piedra", indicaron desde UPA.La situación fue tan extrema que en algunas zonas se llegó a acumular hasta 30 centímetros de espesor de granizo, y el tamaño de la piedra era muy similar al de las nueces en algunas fases de la espectacular tormenta, que descargó en la zona norte de nuestra provincia.

La lluvia incluso alcanzó en algunos términos municipales hasta 50 litros por metro cuadrado. "Lo cierto es que muchas parcelas de remolacha, girasol, patata, cebada, trigo o colza se han perdido, en algunas casos, como la cebada, cuando estaba a punto de ser recogido por las cosechadoras, y en otros casos el arrastre de tierras por exceso de agua también ha provocado importantes daños".

Muchas parcelas han perdido sus cosechas

En estos momentos, los afectados están procediendo a tramitar partes del seguro, ya que un alto porcentaje de la superficie afectada se encontraba asegurada. UPA va a solicitar a Agroseguro que "no se demore en agilizar la peritación de daños, así como en indemnizar de forma inmediata los cuantiosos daños correspondientes por siniestro".

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ÁVILA