La Fiscalía de Madrid ha elevado este martes de 39 a 124 años de prisión la solicitud de condena para el pederasta Alvaro I.G., alias 'Nanysex'. Este aumento se debe a que ha considerado cada vejación a la que sometió a cinco de sus víctimas, de entre 1 y 3 años, como un delito de abuso sexual individual, en vez de un único delito continuado, como calificaba en su acusación inicial.

En la sexta jornada del juicio, la Sala ha visionado cerca de 200 fotos y casi tres horas y media de imágenes de contenido pedófilo que fueron grabadas y difundidas por los cuatro procesados, 'Nanysex' y otros tres acusados de formar parte de su red de pederastas.

La fiscal reclama que 'Nanysex' indemnice con 440.000 euros a sus víctimas
Tras el visionado de los vídeos, la fiscal modificó los ocho delitos continuados de abusos sexuales de los que acusaba a 'Nanysex' por 13, diez de ellos con acceso carnal (10 años de cárcel cada uno) y tres sin penetración (3 años de prisión), con la
agravante de abuso de confianza.

También se le imputó cinco delitos de corrupción de menores por grabar a los niños y difundir las imágenes por Internet, penados cada uno con 3 años de cárcel. En cuanto a la responsabilidad civil, la representante del Ministerio Fiscal reclamó que indemnice con 440.000 euros a sus víctimas.

Reducción de condena para Olmos

Asimismo, la fiscal elevó la pena de 24 a 80 años de cárcel para Gómez Cansino por ocho delitos de abusos sexuales, 10 años de cárcel por cada uno, con la agravante de abuso de confianza. Para Eduardo Sánchez Moragues pidió 16 años, mientras que para Antonio Olmos redujo la condena de 10 a 4 años de cárcel por un delito continuado de difusión de pornografía infantil.

Sin embargo, la miembro del Ministerio Público estimó que no hay pruebas que acrediten el uso de la fuerza para doblegar a los menores. En este sentido, los letrados de las acusaciones han afirmado que las imágenes certifican que 'Nanysex' usó la fuerza contra al menos tres de sus víctimas. "Los vídeos confirman que hay inmovilizaciones, forzamientos y movimientos bruscos", especificó Manuel Maza, abogado de la acusación particular.

Eluden ver los vídeos

Durante la sesión de hoy, 'Nanysex' y sus discípulos tuvieron que enfrentase a las brutales imágenes que grabaron a sus víctimas. Sin embargo, desviaron sus miradas para evitar verlas. Hasta ahora, habían permanecido impasibles ante lo sucedido en las sesiones, a las que asistían con semblante frío.

"Hoy, todos han agachado la cabeza. Álvaro trataba de dar la imagen de compungido, como si estuviera arrepentido", contó Maza.