Seguridad en las zonas turísticas
4.634 agentes del Cuerpo Nacional de Policía y 1.666 efectivos de la Guardia Civil vigilarán las principales zonas costeras. (ARCHIVO) EFE / ARCHIVO
El Ministerio del Interior pondrá en marcha a partir del 1 de julio la Operación Verano 2008, destinada a reforzar la seguridad en las principales zonas turísticas, en especial ante la posibilidad de atentados, en un dispositivo en el que participarán 6.300 agentes de las Fuerzas de Seguridad.

 

Según ha informado Interior, el operativo policial se mantendrá activo hasta el 30 de septiembre y se desarrollará en Andalucía, Asturias, Canarias, Cantabria, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia, Islas Baleares, Madrid y Murcia y en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

El plan permitirá aumentar el control en vías de comunicación

El objetivo de la operación, en la que trabajarán 4.634 agentes del Cuerpo Nacional de Policía y 1.666 efectivos de la Guardia Civil, son incrementar la seguridad ciudadana en las zonas turísticas y reforzar la prevención ante acciones terroristas, además de atender más rápida y eficazmente a las víctimas de los delitos.

El plan permitirá aumentar la vigilancia y el control preventivo en vías de comunicación urbanas e interurbanas, estaciones, puertos, aeropuertos, hoteles, playas o campings y reforzar las medidas de seguridad en espectáculos que supongan grandes concentraciones de masas.

El operativo especial de verano no modifica la alerta antiterrorista, que se mantiene en el nivel 2 previsto en el Plan de Prevención y Actuación Antiterrorista.