La guerra policial contra la doble fila en la ciudad no cesa. Cada día, los agentes del 092 ponen una media de 16 multas a conductores que dejan sus vehículos mal estacionados o en lugares en los que está prohibido aparcar, como las zonas de carga y descarga o en los pasos de peatones.

Así lo muestran los datos de la última memoria de la Policía Local de 2007. Sólo en esos doce meses los agentes impusieron 6.095 sanciones. Sin embargo, los datos son más optimistas que los de dos años antes, cuando el 092 tramitó 7.417 multas, un 22% más que ahora.

Controles a diario 

Sin embargo, la reducción de las sanciones, explican desde la Concejalía de Tráfico, no significa que se haya bajado la guardia. Al contrario. «Hay controles todos los días y se incrementarán. La vigilancia es rotatoria», asegura el concejal de Tráfico, Florencio Cardador.

La doble fila es un mal endémico de zonas como Matogrande, las rondas de Outeiro y de Nelle y de algunas calles concretas como Concepción Arenal o Cabo Santiago Gómez. Pero a pesar de la vigilancia policial, los conductores se saltan las normas a diario, estacionando sus coches sobre las aceras o los pasos de peatones.

Y eso que el golpe de la multa pega con fuerza al bolsillo. La sanción alcanza los 120 euros, además de los dos puntos que se le restan al infractor de su carné de conducir. Para combatir este tipo de infracciones, el Ayuntamiento prepara para finales de 2009 un Plan de Movilidad en la que se tratará de mejorar la circulación en la ciudad y evitar los atascos.

Sobre las aceras, en los vados...

La doble fila es ya crónica en muchas zonas de la ciudad. Explican desde la Concejalía de Tráfico que aunque hacen campañas para erradicarla (con más vigilancia y más multas en las calles con mayores problemas), los infractores vuelven. Lo más común son los estacionamientos sobre las aceras y delante de vados, y menos en áreas reservadas para descargas.

¿Se conduce bien?

Exceso de velocidad. La doble fila no es la infracción más común. Representa casi el 20% de las multas. El exceso de velocidad es la reina de las sanciones.

Cada 20 minutos hay un choque. La falta de atención y el poco gusto por pisar el freno provocan que cada 20 minutos haya un accidente en A Coruña.

Sin intermitentes. Es un comportamiento muy habitual entre los conductores coruñeses. No usan el intermitente ni para cambiar de carril ni tampoco en las rotondas.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE A CORUÑA