Hospital de Guadix
Una de las sillas que se utilizan para facilitar partos verticales en el hospital de Guadix (Foto: hospital de Guadix). Hospital de Guadix

La población inmigrante utiliza los servicios sanitarios con menor frecuencia que la española, según la la principal conclusión de un estudio llevado a cabo por la Fundación Ciencias de la Salud presentado este martes en Madrid.

Las personas que emigran están más sanas que las que se quedan en su lugar de origen

Bajo el título de "Diferencias en la utilización de los servicios sanitarios entre la población inmigrante y la española", el estudio, apoyado por la Consejería de Cooperación e Integración de la Comunidad de Madrid, analiza la información de cuatro encuestas de salud realizadas en Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana y Canarias entre los años 2004 y 2006.

En general, los españoles acuden más al médico especialista y a los servicios preventivos que los inmigrantes. Del mismo modo, se aprecian unos niveles similares de uso de la consulta del médico generalista, así como del ingreso hospitalario .

Algunas excepciones

Existen algunas excepciones a la conclusión central del estudio dependiendo del lugar de procedencia de la población inmigrante y del ámbito geográfico estudiado; así, se observa una "excesiva utilización" de los servicios de urgencias por parte de los inmigrantes procedentes de América Central y del Sur.

Los inmigrantes están igual de sanos que los ciudadanos españoles
En Madrid, por ejemplo, los inmigrantes procedentes de África muestran una elevada frecuencia de consultas al médico general y de hospitalizaciones y en Valencia, los inmigrantes procedentes de países ricos visitan mucho a los especialistas privados.

El estudio también llega a la conclusión de que las personas que emigran están más sanas que los que se quedan en su lugar de origen y descarta la posible diferencia en la frecuencia de problemas de salud entre la población inmigrante y la población española.