El encanto de la ambigüedad

Desde el Reino Unido llega Antony & The Johnsons. Una propuesta que tiene en la androginia del líder de la banda su principal atractivo
Esta sugerente imagen es la portada de I Am a Bird Now.
Esta sugerente imagen es la portada de I Am a Bird Now.
Foto
Muy conocidos, seguro, en el madrileño barrio de Chueca, Antony & The Johnsons es una banda que nació de los cabarés after-hours de Nueva York.
 
Su gran baza es la voz de su cantante y líder, Antony, un californiano afincado en el Reino Unido y que viene a ser una evolución de Boy George en el siglo XXI. De hecho, el cantante era su ídolo en la adolescencia y ha colaborado en su último disco.
 
Este McNamara anglosajón maneja con deliberada fruición su ambigüedad, su androginia. Suaves maquillajes, pelucas, piel blanquísima... Éstas son sus armas para indefinirse sin llegar a caer en el travestismo o en ser una drag queen de discoteca levantina.
 
Antony & The Johnsons debutó con un disco homónimo en 2003 grabado con el sello británico Durtro, cosechando un gran éxito. Dos años después cambió de compañía (Secretly Canadian), reeditó el primer álbum y lanzó un nuevo trabajo, I Am a Bird Now, el pasado mes de febrero.
 
La crítica internacional no ha ahorrado elogios para esta nueva banda sonora del mundo gay, que recoge en sus canciones frases tan personales y controvertidas como «algún día me convertiré en una mujer hermosa / pero de momento sólo soy un niño».
 
Algo histriónico quizá, Antony acompaña su voz con los instrumentos de los seis músicos que le acompañan, entre los que hay un piano, un violín y un violonchelo.
 
De esta mezcla aparecen los coqueteos con géneros como el jazz, el new age o el blues, en temas que hablan de las amarguras de la vida.
 
Va a ser curioso ver este espectáculo blandito en un lugar tan marcial como el Parque de Artillería de Cartagena. ¡Si algún sargento del Ejército de Tierra viera la que allí va a ocurrir!
 
* Parque de Artillería, Cartagena, 23 h, 16 euros.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento