Chiringuito
Chiringuito en una playa de Valencia. 20MINUTOS.ES

Se acabó el limbo jurídico en el que se encontraban los chiringuitos de playa en la Comunitat Valenciana. El Gobierno autonómico ha decidido regular su actividad con una orden específica para este mismo verano, que se incluirá posteriormente en la Ley de Espectáculos que prepara el Ejecutivo que preside Francisco Camps.

El reglamento tendrá en cuenta el descanso de los vecinos
Este reglamento indicará a los ayuntamientos unas reglas para conceder la
licencia de actividad a estos locales al aire libre. Su premisa fundamental será la temporalidad, pues sólo podrán funcionar entre el 13 de junio y el 14 de septiembre de cada año. El horario queda fijado entre las 11 de la mañana y las 4.30 de la madrugada, media hora más que en Murcia, por ejemplo.

Otro de los ejes básicos de la regulación es compaginar ocio y descanso de los vecinos y veraneantes. Para ello, se establece una distancia mínima de 50 metros entre las zonas residenciales y los chiringuitos, otra de 200 metros en línea recta entre uno y otro, y cada puesto no podrá sobrepasar los 200 metros cuadrados de superficie.

El tope de ruido por la noche será de 45 decibelios como máximo
En cuanto al ruido, el límite queda fijado en 55 decibelios por el día, y 45 de noche. La conservación y dispensación de alimentos también quedará regulada, siempre supeditada a inspecciones que garanticen las condiciones de almacenamiento. Este problema ha llevado ante los tribunales al alcalde de Burriana, José Ramón Calpe, imputado por los ruidos que generaba uno de estos locales.

"Este verano ya se podrá cubrir esta problemática para que no haya competencia desleal con respecto a pubs y discotecas y para que los ayuntamientos sepan a qué requisitos atenerse" a la hora de dar las licencias, explica el conseller valenciano de Gobernación, Serafín Castellano.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALENCIA