El presidente de Convergencia de Demócratas de Navarra, José Andrés Burguete, cree que es una "incoherencia" que el Gobierno de Navarra intente contener el gasto público, con una congelación de 150 millones de euros de los Presupuestos, y al mismo tiempo asuma el coste de la iniciativa de los 400 euros, que en Navarra se aplicará de forma progresiva y supondrá un coste de 63 millones de euros.

Tiene que ser asumida por la Hacienda del Estado

El dirigente de CDN, socio de Gobierno de UPN, advierte de que "el Ejecutivo está asumiendo para los siguientes ejercicios una importante
reducción de sus posibilidades de ingresos" y explica que, "ante una crisis económica, tenemos que tener todos nuestros recursos a disposición del Gobierno para enfrentarnos a la misma".

Burguete explicó que los 63 millones de euros que supondrá esta reforma fiscal representa el doble de la cantidad asignada al Hospital de Estella en los Presupuestos de 2008, una cantidad similar al gasto del área de salud de Tudela o al gasto de las pensiones no contributivas en todo este año.

Así, Burguete defendió que esta reforma fiscal, aun siendo más progresiva que la propuesta de Zapatero, "tiene que ser asumida por la Hacienda del Estado, en la medida en que fue un compromiso asumido por el señor Rodríguez Zapatero para todos los españoles".

CONSULTE AQUÍ MÁS NOTICIAS DE PAMPLONA