Un trabajador ha fallecido esta mañana en el hospital de San Eloy de Barakaldo aplastado por el ascensor que estaba instalando.

Los bomberos que han acudido hasta el centro hospitalario no han podido hacer nada por salvar su vida. En estos momentos, en el lugar se encuentran esperando al forense para proceder al levantamiento del cadáver.

Varios colectivos sociales y sindicales de Barakaldo han denunciado que el trabajador estaba subcontratado y "sufría en sus propias carnes la precariedad más salvaje". Estos colectivos han convocado una concentración para mañana, a las 20.00 horas en la plaza Bide Onera de la localidad fabril bajo el lema La precariedad mata. Stop lan istripuak!.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BILBAO