Boy George
Boy George, en una foto de archivo (KORPA). KORPA

No es un buen momento profesional para el cantante británico Boy George.

El artista tenía previsto un pequeño tour de conciertos este verano en Estados Unidos, pero se le ha denegado el visado debido al próximo juicio que tiene pendiente en Londres y que se celebrará en noviembre, en relación a un “rocambolesco” incidente que el cantante protagonizó en su apartamento, en donde encadenó a un prostituto, quien posteriormente le acusó de agresión .

Tampoco "ayuda" el hecho de que el 2006 el artista fuera acusado de posesión de drogas en Estados Unidos, hecho por el que tuvo que pagar con servicios a la comunidad.

Cometí un delito y he pagado por ello, ahora deberían dejarme seguir adelante y cantar"

Boy George tenía previsto empezar el tour en Aspen, el 10 de julio, y terminar en Dallas, Tejas, el 23 de agosto, y las noticias no le han agradado demasiado.

Ha declarado a la web Paper: “Hay un montón de personajes públicos que abiertamente toman drogas y no tienen ningún problema para viajar e ir de un lado a otro. Cometí un delito y pagué las consecuencias, y ahora deberían dejarme seguir adelante y hacer lo que mejor sé hacer, que es actuar, cantar, y hacer a la gente reír, bailar y llorar”.

Actualmente, los abogados del cantante están haciendo todo lo posible para que la administración norteamericana finalmente permita a Boy George acudir a sus compromisos con sus numerosos fans.