El Servicio Médico Escolar de Bilbao inicará el próximo curso una campaña para que todos los niños de Bilbao tengan administradas el 100% las vacunas que deben. En 2007, este gabinete detectó a 202 menores con la cartilla de vacunación incompleta.

Este Servicio pertenece al Ayuntamiento de Bilbao y actúa en los 51 centros escolares públicos de Bilbao, donde estudian 10.070 chavales. Para lograr su propósito, en las revisiones médicas periódicas pedirán que los escolares traigan su cartilla de vacunación.

Hay niños sin vacunar en hogares pobres o familias inmigrantes 

Si los médicos ven que falta alguna, hablarán con las familias. Se les dirá que le pongan al niño las que le faltan, y que lleven después al gabinete médico el certificado de que está administrada. «Hasta ahora, esperábamos a que los niños vinieran. Ahora, vamos nosotros a buscarles», explica Javier Orduna, médico y director del Área de Salud del Ayuntamiento.

Él explica que hay casos de menores sin vacunar en familias desetructuradas o en hogares inmigrantes cuyos países tienen otro sistema sanitario. Cierre Ô El centro de vacunación de la calle San Vicente cerrará. Las inyecciones se pondrán sólo en ambulatorios.

4 PREGUNTAS SOBRE... EL CONTROL DE VACUNACIÓN 

1. ¿Qué servicio da? Realiza revisiones periódicas en los centros públicos. También dan charlas a los niños. Cada semana, a una hora, ofrecen consultas médicas en el colegio.

2. ¿Hay niños con más riesgo? Sí. El Servicio Médico Escolar detectó en 2007a 879 niños a riesgo. Se llama así a quienes sufren enfermedades como la diabetes, padecen obesidad grave, pertenecen a familias pobres... El gabinete médico les hace un seguimiento más cercano.

3. ¿Por qué hay niños sin vacunar? Algunos proceden de países con distinto calendario de vacunación. Otros viven en familias con problemas sociales, económicos... «Por lo general, el niño acaba vacunándose tras hablar con los padres», explica Javier Orduna, director del Área de Salud.

4. ¿Algún padre se niega a vacunar? «En casos puntuales, sí. Algunas creencias religiosas son reacias, por ejemplo, a la vacuna de cáncer de cuello de útero», explica Orduna.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BILBAO