Radar de velocidad (544)
Uno de los radares de velocidad situados en las carreteras españolas. (ARCHIVO)

Primero fue el carné por puntos, luego llenaron las carreteras de radares, más tarde vino la reforma jurídica por la que los conductores que circularan a más de 200 kilómetros por hora en autopista o en autovía podrían ir a la cárcel...

Todo gracias a la mayor severidad impuesta por Tráfico

Todas estas medidas, puestas en marcha a partir de la entrada en vigor del famoso permiso de conducir por puntos, en 2006, han dado como resultado que los madrileños circulen mucho más lento: "Entre un 2% y un 4%, según los últimos datos de 2008", afirma Luis Montoro, catedrático de Seguridad Vial, "y todo gracias a la mayor severidad impuesta por Tráfico, como el aumento del número de radares", explica el experto.

Estos datos son corroborados por la DGT. De hecho, desde 2005, el porcentaje de conductores que han sido cazados por los radares yendo a más de 140 km/h pasó del 6,79% en 2005 al 1,1% en 2006. En 2007 bajó al 0,76%.

En 2005 iban a 116,2 km/h

La DGT también pone de ejemplo la velocidad media en autopistas y autovías. Si en 2005 los conductores iban por estas carreteras a una media de 116,2 km/h, en 2007 redujeron la velocidad hasta los 113,8 km/h (últimos datos disponibles): un 2,5% menos.

Las multas por exceso de velocidad son las más comunes, el 39% del total

Sin embargo, tal y como asegura Montoro, "aún queda un largo camino para concienciar a la gente". En este sentido, el catedrático recuerda que el exceso de velocidad aún ocupa el primer puesto en el ranking de infracciones de tráfico: son un 39% del total, seguidas por ir sin cinturón de seguridad, con un 20%, utilizar el móvil (11,7%) y el exceso de alcohol (11,3%).

No obstante, para Mario Arnaldo, presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), el carné por puntos ha hecho "muy poco" por la seguridad vial, "ya que la velocidad media baja desde 1999, cuando se circulaba a 119,5 km/h", afirma.