Solbes analiza la coyuntura económica.
Pedro Solbes, durante el Fórum Nueva Economía (EFE). EFE

El ministro de Economía, Pedro Solbes, baraja una inflación del 4% y un crecimiento inferior al 2%, tal y como reconoció ayer el presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, en la lectura del Informe Económico anual, pero definió la crisis como un "túnel corto", y recomendó a los ciudadanos que no tengan miedo y se vayan de vacaciones.

Solbes pide un esfuerzo a los españoles y compara la crisis con un túnel corto

Solbes dice que no hay que obsesionarse con el no consumo. "Hay mucha gente que está retrayéndose de consumir por temor al futuro, y a mí me parece excesivo", dijo esta mañana en Los Desayunos de TVE.

Sobre los polémicos 400 euros que recibirán las familias, aseguró que en un momento de desaceleración, cuando la gente tiene más necesidad de dinero para hacer frente a los pagos, "no viene mal". "Empezará a notarse este mes", ha dicho Solbes. "Los 200 euros de ahora permitirán hacer frente mejor a las hipotecas o la cesta de la compra, que también han subido".

El ministro descartó que el Gobierno vaya a adoptar más ayudas directas a las familias, alegando que es competencia de las comunidades autónomas.

Mantener hábitos normales de consumo

Sobre la situación económica actual y la polémica semántica para nombrarla, Solbes negó que el Gobierno tenga "alergia", tal como le han preguntado, a hablar de "crisis". "La actividad va cayendo, pero no estamos en un crecimiento negativo que es lo que caracteriza una recesión". Sin embargo, añadió que el año que viene el crecimiento tampoco superará el 2%, aunque se mostró convencido de que la situación mejorará a partir del segundo semestre de 2009.

No estamos en crecimiento negativo, que es lo que caracteriza una recesión

La previsión de Solbes es que la inflación se sitúe en un 4% por el incremento del precio del petróleo. Además, aseguró que debemos aceptar un reajuste en el sector de la construcción, con una producción menor de viviendas y una repercusión en el paro.

Preguntado si los españoles se pueden ir de vacaciones, contestó que no ve "dificultad en mantener hábitos normales de consumo". El mensaje a los ciudadanos es que sean "conscientes de que es una situación difícil, aunque es un túnel relativamente corto en el que se ve la luz y les decimos que hay que hacer un esfuerzo este año y el que viene".