Naufrágio en Filipinas
Los equipos de buzos no hallaron rastro de supervivientes en el ferry que naufragó a causa de un tifón en Filipinas. (AGENCIAS). AGENCIAS
Los equipos de buzos no hallaron hoy rastro de supervivientes en el ferry que naufragó hace tres días a causa de un tifón en Filipinas con más de 800 ocupantes, informaron fuentes oficiales. No pudieron acceder al barco, pero vieron un número indeterminado de cuerpos que flotaban en el interior a través de las ventanas, según un portavoz de la Guardia Costera.

Por ahora, las autoridades han comunicado 34 supervivientes y seis fallecidos, y de confirmarse la muerte de los desaparecidos, será el accidente marítimo más grave desde 1987, cuando casi 4.400 perecieron en el choque de un transbordador contra un petrolero.

A última hora de anoche, 35 cadáveres fueron recuperados en aguas de la isla de Masbate en la región central de Filipinas, pero no todos los cuerpos procedían del barco hundido. Hace ya más de 72 horas que el navío quedó varado en Sibuyan, 60 kilómetros al este de Masbate y unos 300 kilómetros al sur de la capital, por el temporal del tifón "Fengshen", que arrasó el fin de semana varias zonas de Filipinas

Riesgo de vertido

Si los submarinistas no lograban encontrar a las víctimas, está previsto que un buque de la Guardia Costera perfore el casco del transbordador, con el riesgo de causar un vertido de combustible que puede originar una catástrofe medioambiental.

El pasado domingo, cuando los equipos de rescate se zambulleron por primera vez en el lugar del accidente, no obtuvieron respuesta cuando golpearon el casco por si les escuchaba alguien. A bordo del transbordador, de unas 24.000 toneladas y propiedad de la naviera filipina Sulpicio Lines, iban 862 personas, incluidos 111 tripulantes, y no 746, como se difundió inicialmente.

Filipinas sufrió en diciembre de 1987 el mayor desastre de la historia de la navegación comercial, cuando cerca de 4.400 personas perdieron en la colisión contra un petrolero del ferry 'Doña Paz'. En tierra firme, al menos 224 personas han muerto y otras 374 han sido dadas por desaparecidas a causa de las riadas y corrimientos de tierras a causa del tifón a su paso por regiones del centro y del sur del archipiélago, según la Cruz Roja local.