Una mujer australiana de 46 años, que ya tenía cuatro hijos adultos, otra de cuatro años y dos nietos, dio a luz a tres niños sanos, idénticos y concebidos sin ayuda artificial.

Janelle Perry dio a luz a sus hijos Cooper, Kyle y Jordan el pasado jueves en el Hospital Maternal Mater de Brisbane.

Este embarazo sorprendió a los médicos, pues habían diagnosticado a esta mujer que sólo tenía un cinco% de posibilidades de ello, según informó la prensa local.

Según el cuerpo médico que la atendió, hay una gran posibilidad de que el óvulo fecundado se dividiera en tres bolsas amnióticas.