Iván llama "puta marica" a Pablo por depilarse y le propone sexo antes del martes

  • La obsesión de Pablo por quitarse el vello corporal da lugar a propuestas indecentes por parte de Iván.
  • El concursante madrileño reconoce que Risto Mejide le ha ayudado mucho a nivel personal.
  • Por su parte, Sandra está convencida de que en la gala del 1 de julio la audiencia la expulsará del programa.
Iván, de 'OT', se enfrenta a la expulsión.
Iván, de 'OT', se enfrenta a la expulsión.
20MINUTOS.ES

Los triunfitos han comenzado el día con un remojón en la piscina. No todos se han tomado con buen humor el contacto con el agua helada. Ha sido el caso de Sandra quien está muy indignada porque la han levantando a las siete de la mañana para meterla en agua fría y siente calambres en las piernas durante los ensayos.

Además, la peluquera está convencida de que en la gala del 1 de julio se marcha y ha hecho una apuesta con su compañero Pablo. Por otro lado, el malagueño nos ha descubierto que cuida mucho su imagen. La meticulosidad de Pablo emana a la hora de depilarse ya que se tira mucho tiempo porque le gusta quitarse todos los pelos, incluida la zona de las nalgas.

Iván no puede por menos que mofarse y le dice que es "una puta marica". La hombría de Pablo queda en entredicho y el madrileño le hace una propuesta indecente. "Lo único que te falta es acostarte conmigo y me voy el martes. Yo de ti aprovecharía".

Durante la comida, el tema de conversación vuelve a ser Risto Mejide. El pianista de cruceros es todo un entendido en televisión y le explica a sus compañeros que "cuando un formato se repite, tiende a morir", de ahí que el año pasado en Operación Triunfo decidieran introducir la figura de "un nota berreando contra la gente", pero "eso se caduca también".

La terapia de Risto Mejide

Lo más sorprendente es que Iván asegura que el publicitario le ha ayudado muchísimo personalmente con "toda la rayada que tenía con mis padres". En cambio, Mimi durante las galas dice que no le escucha cuando habla porque para ella "está lloviendo".

Pablo no respeta la posición de Mejide en el jurado porque para él es un "alerquín". Sandra interviene y dice que luego queda "de puta madre cuando dice que es España no es un país racista" a lo que Pablo dice que "eso se llama populismo del más barato".

No se cansan de decir que Risto Mejide les da igual y que les es indiferente, pero parece el monotema de conversación. Iván reconoce que "no queremos hablar de él, pero llevamos todo el postre haciéndolo".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento