El Consulado de España en Agadir , Marruecos, ha rechazado la solicitud de visado del que fuera preso político y actual presidente del Comité Saharaui de Apoyo al Derecho de Autodeterminación (CSSASO) y Premio Rafto de Derechos Humanos en 2002, Sidi Mohamed Daddach, para viajar a Canarias, ha informado el servicio de comunicación saharaui en Canarias (SCSC).

Fue el prisionero político que más tiempo pasó en una cárcel marroquí: 25 años.
Mohamed Daddach, de 51 años, también conocido como el 'Mandela norteafricano' había pedido el visado para viajar al archipiélago canario y
participar en la Conferencia Internacional de Juristas, a celebrar los días 27 y 28 de este mes.

Daddach estuvo preso en Marruecos durante 25 años, además de condenado a muerte, siendo incluso el preso político que más tiempo ha permanecido en las cárceles que aquel país de "forma ininterrumpida".

Además, según el SCSC, el pasado martes fue "golpeado, insultado y agredido por las fuerzas de seguridad marroquíes" en la capital del Sáhara, tras acudir a dar la bienvenida al también preso político saharaui y activista de Derechos Humanos Brahim Sabbar, liberado ese mismo día, tras dos años de prisión.

Denuncian, además, que el cónsul español no ha dado "razón alguna ni administrativa ni legal" para rechazar su petición.

Huído y desertor

El 'Mandela norteafricano' fue arrestado por primera vez en 1976 cuando pretendía huir de la zona controlada por Marruecos para unirse al Frente Polisario . Las tropas marroquíes ametrallaron el vehículo en el que viajaba hiriéndole y matando a uno de sus compañeros.

Posteriormente, fue enrolado a la fuerza en el ejército marroquí pero en agosto de 1979 decidió repetir el intento de fuga y fue de nuevo capturado. Seguidamente, fue condenado a muerte por "alta traición", pena que en 1994 le sería conmutada por prisión perpetua.

Daddach estuvo en la cárcel de Kenitra durante más de 25 años, convirtiéndose en un emblema para la causa saharaui. En 1997 comenzó una campaña internacional para su liberalización, acción que se intensificó en los últimos meses de 2001, gracias al impulso de organismos como Amnistía Internacional . Finalmente, fue liberado en noviembre de ese mismo año.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE TENERIFE