El alcalde de de Estepona, Antonio Barrientos (PSOE), detenido el pasado martes en la operación Astapa contra la corrupción urbanística destapada en esta ciudad, permanece "bastante afectado", han informado fuentes próximas al político, y continúa en la Comisaría Provincial.

Fuentes cercanas a la investigación han asegurado a Efe que no se prevé que el alcalde pase hoy a disposición de la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Estepona, Isabel Conejo, encargada del caso.

Barrientos, que sigue en la Comisaría Provincial de Policía de Málaga, está pendiente de comparecer ante el juez desde que el pasado miércoles sobre las 5.30 horas concluyera el largo registro policial del Ayuntamiento en el que estuvo presente durante más de catorce horas, previamente al que los agentes también inspeccionaron su vivienda particular.

Los policías requisaron ordenadores y diversa documentación en el transcurso de esas pesquisas. La familia del alcalde estaba decidiendo qué abogado llevaría su defensa tras haber tenido una primera asistencia letrada durante los referidos registros.

El alcalde es uno de los 26 arrestados en esta operación, que sigue abierta, en la que se investiga un supuesto caso de corrupción vinculado con financiación irregular en el consistorio y que cuenta entre los detenidos con seis concejales -cuatro socialistas y dos del PES-, empresarios, abogados y empleados municipales con altas responsabilidades. Entre las imputaciones de los arrestados figuran delitos como los de cohecho, tráfico de influencias, prevaricación, blanqueo de capitales, fraude o malversación.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MÁLAGA