Santamaría, Cospedal y Mato
Santamaría, Cospedal y Mato (Archivo) Archivo

Con las propuestas de María Dolores de Cospedal y Ana Mato para que sean secretaria general y vicesecretaria de Organización del partido respectivamente, Mariano Rajoy pone fin a su particular festejo de San Juan, en el que ha cambiado todos los viejos muebles del partido para sustituirlos por unos nuevos.

Rajoy tiene ahora un equipo paritario, de tres hombres y tres mujeres

El equipo del líder del PP estará compuesto por las ya citadas Cospedal y Mato, además de Soraya Sáenz de Santamaría (actual portavoz del PP en el Congreso), Pío García Escudero (portavoz en el Senado), Javier Arenas (será vicesecretario territorial) y Esteban González Pons (futuro vicesecretario de Comunicación y portavoz).

En conclusión, un equipo paritario, de tres hombres y tres mujeres, que rejuvenece y tiñe de rosa el núcleo duro del Partido Popular. No en vano, Sáenz de Santamaría sustituyó al ex ministro Eduardo Zaplana, que decidió fichar por Telefónica, mientras que Cospedal ocupará el puesto que desde 2004 pertenecía a Ángel Acebes.

En el PSOE 'mandan' los hombres

No obstante, al contrario de lo que ocurre en el Partido Popular tras la nueva reestructuración, los cargos de mayor peso en el PSOE los ocupan hombres. Así pues, Manuel Chaves es el presidente del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, el secretario general y Pepe Blanco se encarga de la secretaría de organización y coordinación.

Sólo Carmela Silva, portavoz socialista en el Senado, se cuela en un organigrama mayoritariamente masculino, en el que también figura el portavoz del partido en el Congreso, José Antonio Alonso.

Emulando al Gobierno de Zapatero

Rajoy se ha rodeado de mujeres al igual que hizo José Luis Rodríguez Zapatero cuando llegó al Gobierno y, más especialmente, tras su reelección el pasado 9 de marzo.

Zapatero construyó un Gobierno rosa, un hecho que le valió una acumulación de críticas, encabezadas por Berlusconi y Federico Jiménez Losantos.