El hombre y el chimpancé
Los chimpancés se parecen mucho a nuestros ancestros. ARCHIVO
A las hembras chimpancés les preocupa mucho la competencia sexual entre las de su especie y sus posibles consecuencias, de manera que practican el sexo en silencio a fin de no ser descubiertas. Así se deprende de un estudio llevado a cabo por la Universidad de Saint Andrews en Escocia, publicado en la revista PLoS ONE.

La investigación revela, además, que las hembras de esta especie están más preocupadas por copular con diferentes machos que por hacerlo con el más fuerte, que es aquél que mejor las protegería y les daría una descendencia de mayor calidad.

La competencia entre hembras puede ser muy peligrosa entre los chimpancés en libertad

¿El objetivo? Confundir a los machos acerca de su posible paternidad y asegurarse su protección para ellas y para su prole en el futuro.

Los investigadores Simon Townsend y Klaus Zuberbühler, directores del estudio, llegaron a estas conclusiones tras observar la conducta de los chimpancés en le selva de Budongo, en Uganda, en colaboración con colegas del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de Leipzig (Alemania).

"La competencia entre hembras puede ser muy peligrosa entre los chimpancés en libertad. Nuestros descubrimientos subrayan el hecho de que estas hembras utilizan sus llamadas de copulación de forma muy estratégica para minimizar los riesgos asociados con tal competencia", señala Towsend.

Llamadas de copulación

Las hembras observadas producían más llamadas de copulación cuando los machos de más alto rango social en el grupo estaban en los alrededores pero ocultaban su actividad sexual cuando las hembras de alto rango se encontraban cerca.

Los investigadores también descubrieron que las llamadas de las hembras que copulaban no estaban asociadas a su periodo fértil y por ello no estaban vinculadas con la probabilidad de concepción.