La policía británica confirma la identidad de otros dos supuestos terroristas del 7-J

La Policía británica confirmó hoy la identidad del tercer y cuarto supuestos autores de los atentados del pasado 7 de julio en Londres. Se trata, como ya habían avanzado los medios británicos, de Mohammad Sidique Khan, de 30 años, y Germaine Lindsay, de 19.
Los cuatro supuestos suicidas entran en la estación de Luton (Reuters)
Los cuatro supuestos suicidas entran en la estación de Luton (Reuters)
Reuters

Estas dos identificaciones se suman a las de Shehzad Tanweer, de 22 años, y Hasib Hussain, de 18 años, como presuntos responsables de los ataques terroristas que causaron al menos 55 muertos y unos 700 heridos.

Además, la policía divulgó el sábado nuevas imágenes de los presuntos autores de los atentados del pasado día 7 en Londres.

En el vídeo, aparecen los cuatro supuestos terroristas suicidas en la estación de tren de Luton (norte de Londres), cuando se disponían a viajar a la capital británica para perpetrar la masacre.

En fila y a punto de entrar en la estación de tren, se distingue a Hasib Hussain, a Germaine Lindsay, con una gorra oscura, a Mohammad Sidique Khan, con una de color claro, y en último término, a Shehzad Tanweer.

Las imágenes fueron captadas por una cámara de vigilancia de circuito cerrado a las 06.20 GMT, una hora y media antes de que explotaran, casi de forma simultánea, las primeras tres bombas en otros tantos trenes del metro de Londres.

Los cuatro terroristas suicidas llegaron en tren desde Luton a la estación de King's Cross, en el norte de la ciudad, y allí se separaron. Tres de ellos se subieron a los convoyes contra los que iban a atentar, mientras que supuestamente Hussain hizo estallar los explosivos que llevaba en su mochila a bordo del autobús de la línea 30.

"No es por Irak"

Por otra parte, el primer ministro británico, Tony Blair, ha afirmado que los ataques terroristas del 7 de julioobedecieron a un "un plan y un objetivo" muy concretos.

En una intervención en una conferencia de su partido en Londres, el líder laborista afirmó que una minoría extremista, muy alejada del Islam original, trata de imponer su "ideología del mal" en todo el mundo y agregó que "es una batalla que tenemos que ganar".

Blair dijo que sus "acciones bárbaras" no son producto de circunstancias locales, sino que responden únicamente a esa ideología "diabólica".

En alusión a quienes dentro y fuera de su partido tratan de vincular los atentados de Londres a la participación británica en la guerra de Irak, negó que esa barbarie fuesen respuesta a hechos concretos.

Recordó que han sido veintiséis los países atacados desde mucho antes de esa guerra por la red terrorista, de la que dijo que está bien financiada y dispone de sofisticados instrumentos de propaganda.

En los atentados de Londres mataron a más de una cincuentena de personas, pero "podían haber matado a más de quinientas y se habrían alegrado", afirmó.

El político británico dijo que es imposible negociar con fanáticos que proclaman que hay que borrar del mapa a Israel, matar a israelíes y estadounidenses donde quiera que se encuentren y eliminar la presencia de cualquier occidental en tierras islámicas.

Esos fanáticos, dijo Blair, tratan de imponer la "sharia" (ley islámica) en todo el mundo.

El primer ministro afirmó que los extremistas se aprovechan de la tolerancia de las sociedades occidentales y acusó a quienes creen que bastaría con "cambiar nuestro comportamiento" para que aquéllos desistiesen de su empeño.

"Es una equivocación de tamaño catastrófico", dijo el primer ministro, quien aseguró que es preciso hacer frente sobre todo en el terreno de las ideas a esos ideólogos del mal donde quiera que se encuentren.

Blair negó que estemos asistiendo a "un choque de civilizaciones"
Blair negó que estemos asistiendo a "un choque de civilizaciones" y afirmó su intención de trabajar con otras naciones para "promover la otra cara del Islam".

El político británico defendió el carácter universal de valores como la libertad y la tolerancia y dijo que no es cierto que los árabes no los estimen como cualquier occidental como lo han demostrado en las elecciones en Irak y Afganistán.

NOTICIAS RELACIONADAS

Mostrar comentarios

Códigos Descuento