Los vecinos del bloque de Motril en cuyo tejado viven una treintena de serpientes ya no pueden más y se han lanzado a la calle para exigir una solución a su problema. Tras protestar ante el Ayuntamiento, los inquilinos de estas viviendas sociales han cortado la avenida de Los Álamos con cubos de basura. Afirman que "no se está haciendo lo suficiente" para acabar con los animales que les quitan el sueño.

Ayer mismo, fueron desalojados durante 12 horas de sus casas para que el edificio fuera fumigado, pero las serpientes siguen "vivas y coleando". Por eso exigen al Consistorio una solución "definitiva e inmediata" para su situación.

En uno de los bloques de la zona de Los Pisillos de Motril anidó una serpiente de unos dos metros de largo que ha tenido numerosas crías y, aunque ayer los bomberos fumigaron el tejado, los inquilinos han comprobado que los reptiles siguen "vivos y coleando", han explicado varios vecinos que los vieron "devorando pájaros" en su tejado.

Atemorizados

Para ellos otra fumigación también resultaría "inútil" porque las serpientes "se refugian en su nido", que creen debe estar en la cámara de aire existente entre el tejado y las viviendas.

Algunas madres dicen que sus hijos están atemorizados porque creen que pueden recibir una mordedura de alguno de estos ofidios, que no son venenosos, pero imponen porque los dos ejemplares adultos miden más de dos metros.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GRANADA