Bertín Osborne y su esposa Fabiola
Bertín Osborne y su esposa Fabiola ©KORPA KORPA

El cantante Bertín Osborne y su esposa Fabiola Martínez, viven desde hace unos días muy preocupados por la salud de su hijo Kike. El niño está ingresado en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla. Dentro de unos días tendrá que ser operado. Se procederá al cambio de la válvula que lleva insertada en el cerebro para drenar el exceso de líquidos y aliviar la presión intracráneal.

El pequeño nació prematuro y, por culpa de una infección, con graves problemas de salud. En los últimos tiempos sus padres se mostraban muy optimistas ante los progresos del pequeño. Bertín llegó a llorar de emoción al ver a su hijo tan repuesto. Kike no será operado hasta que supere la infección por la que ha sido hospitalizado.

Fabiola estaba tan afectada que no pudo contestar a los medios que hacían guardia frente a la clínica. "Está hecha polvo", declaró Bertín quien pidió por favor a los medios que no se le preguntara nada. Él sí contestó a las preguntas que se le hicieron: "Kike está mejor y esperamos que siga mejor. Si soportó la operación con tan sólo tres meses de vida ahora que está mucho más fuerte y con un año y medio seguro que sale adelante".

Fabiola dará a luz su segundo hijo a finales de año. Para Bertín será su quinto hijo, ya que, a parte de Kike, es padre de tres , Eugenia, Claudia y Alejandra, fruto de su matrimonio con Sandra Domecq, ya fallecida.