'Nanysex' reconoce durante el juicio haber abusado de los bebés que tenía que cuidar

  • Ha dicho estar dispuesto a someterse a una castración química.
  • La Audiencia de Madrid celebra las sesiones a puerta cerrada.
  • Buscan preservar la intimidad de los menores agredidos.
  • 'Nanysex', que era canguro, es uno de los cuatro acusados.

Más vídeos de España en 20minutos.tv

Alvaro I.G, conocido como Nanysexha reconocido haber abusado, aprovechando su condición de canguro, de cinco niños de 1 y 2 años entre 2002 y 2004 en Collado Villalba (Madrid) y Lo Pagán (Murcia), durante el juicio que ha comenzado contra el pederasta y otros tres procesados por someter a vejaciones y agredir sexualmente a varios menores.

Durante su comparecencia, Nanysex, apodo que recibía en sus andanzas en la web, señaló que se encuentra bajo tratamiento psiquiátrico en la prisión de Herrera de la Mancha de Ciudad Real, donde le han ofrecido un tratamiento de castración química. "Si fuese necesario, lo aceptaría", dijo el acusado, que se mostró en todo momento tranquilo y frío en sus palabras.

Juicio a puerta cerrada

La vista se desarrolla en la Audiencia de Madrid, que juzga a puerta cerrada a los cuatro presuntos miembros de una red de violadores de bebés detenidos en 2005, entre ellos Nanysex, para quien el fiscal pide 39 años de prisión.La decisión de celebrar el juicio a puerta cerrada se fundamenta en su voluntad de "

preservar en todo momento y de manera escrupulosa" la
intimidad de los menores afectados, una decisión a la que no se han opuesto ni la Fiscalía ni el resto de las partes personadas en la causa.

En su escrito de conclusiones provisionales, el Ministerio Público sostiene que Nanysex grababa sus actos de abusos a niños en vídeos que posteriormente intercambiaba con los otros procesados a través de internet. Este procesado presuntamente se ofrecía como "canguro" para acercarse a los niños y es uno de los "peores pederastas" investigados, según señaló la Policía cuando fue detenido el 26 de mayo de 2005.

Se empleaba como canguro

Además de Nanysex, de 25 años, se sentarán en el banquillo Eduardo S.M., de 27 años; José G.C., de 26 años, y José O.M., de 48 años, que se enfrentan a una petición del fiscal de penas de entre 10 y 24 años de prisión e indemnizaciones entre 10.000 y 120.000 euros por las secuelas psíquicas que han causado a sus víctimas.

El acusado sufre alteración de sus facultades mentales
El escrito del fiscal detalla las vejaciones a las que los acusados sometían a sus víctimas, como que
de la localidad murciana de Lopagán delante de un niño de cinco años o que en 2003, los padres de dos menores, de 4 y 5 años, le contrataron como canguro, condición que aprovechó para masturbarles e introducirles "su pene en la boca". Los niños vivían en Collado Villalba.

El fiscal precisa que el principal procesado presentaba una "parafilia de tipo pedófilo". Esta disfunción, añade el fiscal, no supone "alteraciones sustanciales en las facultades mentales superiores necesarias para comprender el valor y consecuencias de sus actos y dirigirlos libre y voluntariamente". Según la Fiscalía, Eduardo S.M. y José G.C. presentaban este mismo trastorno.

Por su parte, los padres de los menores víctimas de Nanysex reclamaron hoy que "recaiga todo el peso de la Ley" sobre el presunto pederasta y que se le interne en un centro psiquiátrico después de cumplir condena.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento