El detonante que ha provocado la ruptura del preacuerdo que había sido alcanzado sobre la ejecutiva de ERC entre el sector de Joan Puigcercós y el de los "carodistas" ha sido un mensaje de texto (SMS) atribuido a estos últimos en el que se pedía votar en contra de Xavier Vendrell e Ignasi Llorente.

Según han indicado fuentes próximas al presidente de ERC, este mensaje, que ha llegado por error a un militante "no carodista", ha sido considerado por el equipo ganador de las elecciones del pasado sábado como "una traición" al preacuerdo alcanzado, que consistía en votar en el congreso de ERC a todos los nombres que se habían propuesto de mutuo de acuerdo.

El texto

El contenido de este mensaje, supuestamente enviado por el presidente de la federación de Barcelona de ERC, Oriol Amorós, indicaba textualmente: "Vendrell y Llorente a la ejecutiva. Creo que en este caso se puede relajar el seguimiento del pacto".

El sector "carodista", por su parte, que ya desde el principio mostró sus reticencias hacia el nombre del hasta ahora vicesecretario general de coordinación interna, Xavier Vendrell, ha tratado en las últimas horas de que fuese sustituido por otro militante afín a Puigcercós.

Acusado de traición

Este último y el nuevo secretario general, Joan Ridao, han mantenido a primera hora de la tarde una reunión de urgencia con otros dirigentes próximos a ellos en la que han valorado las posibilidades que había tras considerar que el preacuerdo había sido "traicionado", tanto por el intento de "vetar" nombres, como también porque, al parecer, los "carodistas" habían votado a favor de determinadas enmiendas que alteraban la ponencia pactada.

Según han precisado las mismas fuentes, en estas circunstancias, la mayoría de los asistentes a la reunión han coincidido en considerar que la mejor opción era formar una ejecutiva "lo más cohesionada posible", a la espera de que más adelante existan las condiciones para abrirla a la participación de "carodistas" y de representantes de Reagrupament.cat y de Esquerra Independentista.

Valoración "positiva"

El acuerdo adoptado ha sido comunicado tanto a ERC-Futur como al resto de candidaturas, que han acogido de manera muy distinta la decisión adoptada por Puigcercós y su equipo. Mientras que los líderes de Esquerra Independentista no disimulaban su satisfacción por el desarrollo de los acontecimientos, los de Reagrupament.cat han realizado también una valoración "globalmente positiva" de lo ocurrido, porque tanto unos como otros ya habían rechazado anteriormente su presencia en la ejecutiva y ahora consideran que "se abren nuevas posibilidades futuras".