Mano dura contra la inmigración ilegal: Los trámites para deportaciones suben un 14%

  • Han aumentado un 14% en un año. Delegación del Gobierno aclara: «No todos son expulsados».
  • Red Sahel pide cambiar deportación por multa.
  • La mayoría entra como turista o por carretera
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALENCIA

Ni por aire ni por mar, por tierra. Los inmigrantes que se cuelan sin papeles en Valencia para buscarse la vida o huyendo de países con pocas o nulas expectativas no llegan ni por el aeropuerto ni en pateras, entran por carretera y, según datos de la Delegación del Gobierno, cada vez son más los expedientes para que regresen a sus países. La Conselleria estima que hay 80.000 en la Comunitat.

Las cifras cantan. En los cuatro primeros meses de este año se han tramitado 1.194, más de la mitad que en todo 2007. Ahora bien, no todos acaban en repatriación. «Los hay que están en proceso de conseguir papeles», aclaran en Delegación. Esas mismas fuentes cuentan que el aeropuerto está blindado, que si entran es con documentación muy bien falsificada y que los

cayucos que han recalado en la costa valenciana eran en realidad lanchas de
narcotraficantes disfrazados de sin papeles
para despistar.

Lo más frecuente, dicen, es que los inmigrantes indocumentados burlen los controles de carretera para entrar en el territorio Schengen y que una vez dentro campen a sus anchas porque la circulación es libre. También los hay que entran como turistas y que, al expirar el permiso, «se olvidan de irse». El repunte en las propuestas de expulsión cuenta con el respaldo del

conseller de Inmigración y con la oposición de la
Red Sahel y de la Mesa de Entitats, entre otros.

Rafael Blasco añade que la imposibilidad de deportar a muchos inmigrantes cuyo país se ignora o con el que no hay convenio es una sobrecarga para las autonomías.

Red Sahel, por boca de Luis Poveda, «habla de persecución», pide que se conmute la expulsión por multa y llama la atención sobre el drama de echar a quienes llevan aquí casi tres años y están a la espera de papeles por arraigo. Lola Duato, de la Mesa, se queja «de la saturación» del Centro de Zapadores y «de que el trato no siempre es correcto».

La Policía sólo puede dar con los indocumentados en circunstancias que justifiquen su identificación (peleas, redadas...) y deportarlos solamente si averigua de dónde son. Si no, pueden pasar 40 días en el centro de internamiento (150 plazas). Algunos, sabedores de que las cosas de palacio van despacio, delinquen para que no puedan expulsarlos hasta que salga el juicio.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALENCIA

Comunidad Valenciana

Mostrar comentarios

Códigos Descuento