Guantánamo
EE UU mantiene presos en Guantánamo a casi 300 sospechosos de terrorismo (RTRPIX).

El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha reconocido este jueves por cinco votos a favor y cuatro en contra el derecho de los detenidos en la base de Guantánamo a acudir a las cortes federales para reclamar su puesta en libertad.

La decisión supone un revés para el Gobierno del presidente George W. Bush, que promovió una ley, aprobada en el Congreso en 2006, que privaba a los sospechosos de terrorismo del derecho a acudir a los tribunales ordinarios para solicitar una revisión de su condena.

En las juntas militares los detenidos no tienen derecho a un abogado y se admiten como pruebas confesiones obtenidas bajo tortura
Así, el alto tribunal estadounidense dictaminó que los extranjeros detenidos en la base militar situada al sudeste de Cuba sí tienen derechos que protege la Constitución de Estados Unidos. Es la tercera vez que el Supremo censura la actuación del Gobierno respecto a Guantánamo, donde permanecen unos 270 prisioneros.


Dictámenes anteriores obligaron al Gobierno a establecer un sistema de revisión de la situación de los detenidos, caso por caso. Hoy, el Tribunal Supremo determinó que esas juntas militares no constituyen un mecanismo justo para evitar el encarcelamiento de inocentes.

En esas juntas, denominadas formalmente "tribunales de revisión del estatus de los combatientes", los detenidos no tienen derecho a un abogado, no pueden refutar información secreta y se admiten como pruebas confesiones obtenidas bajo tortura.