El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha querido calmar este mediodía a los ciudadanos ante la alarma creada por el paro de transportistas, que tiene a media España sumida en el caos.

Quien tenga problemas, que llame al ministerio

De esta manera, ha garantizado tanto el abastecimiento, ya sea de alimentación, de medicinas o de combustibles, como las mejoras circulatorias en las carreteras.

"Quien tenga problemas (con los camiones en la carretera), que llame al ministerio; nosotros garantizamos la escolta a quienes transporten estos productos", aseguró.

De momento, han sido detenidos 61 transportistas y se han abierto "multitud de sanciones". Por ello, su departamento ha establecido un operativo de más de 25.000 agentes destinado a despejar todas las carreteras.

>

34 detenidos en Madrid

Por otra parte, Rubalcaba aseguró que ya no hay ninguna carretera cortada por el paro salvo la A-1 en Madrid, donde "hay 34 detenidos" por las protestas, disueltas por antidisturbios (al igual que en La Jonquera -Gerona).

El ministro advirtió también a los piquetes de que algunas de las acciones que están realizando son ilegales.