Las vocaciones sacerdotales en la provincia no pasan por uno de sus mejores momentos.

Aunque la situación no es dramática en la diócesis cordobesa , la realidad es que un sacerdote atiende de media a una población de 10.000 habitantes cuando lo ideal sería un cura por cada 6.000 personas, según informó a 20 minutos el rector del seminario de San Pelagio, Antonio Prieto.

Aquellas personas que deseen consagrar su vida al sacerdocio en Córdoba disponen de dos instalaciones, el seminario menor y mayor de San Pelagio, para formarse de cara a dirigir en el futuro una parroquia.

El seminario menor es la mayor fuente de vocaciones

Actualmente hay 37 seminaristas mayores mientras que 44 están recibiendo su educación en el menor. Precisamente, el rector matizó que el seminario menor es “la mayor fuente” de vocaciones porque aporta entre el 60 y el 70% del personal que ingresa en el seminario mayor.

Esa cantera permite que Córdoba alcance una media de cinco ordenaciones al año, si bien, Prieto comparó esta cifra con las 20 personas que eran nombrados sacerdotes anualmente en la década de los 50.

El rector aseguró que la diócesis cordobesa ha pasado “por momentos gloriosos” con hasta 400 seminaristas a mediados del siglo pasado aunque matizó que se han pasado por situaciones peores a la actual.

Situación equilibrada

Según el máximo dirigente de San Pelagio, la situación cordobesa es “de equilibrio” frente a otros seminarios de España donde hay “una o dos” personas estudiando.

No obstante, en Córdoba también está operativo el seminario Redemptoris Mater, independiente de San Pelagio, donde hay 21 personas formándose para el sacerdocio aunque ellos también adquieren el compromiso de ejercer como misioneros en el futuro.

CONSULTA MÁS NOTICIAS DE CÓRDOBA