Gene Robinson
Imagen de archivo del obispo Gene Robinson. (EP) EUROPA PRESS
Un obispo gay de la iglesia anglicana estadounidense, que está en el centro de una batalla religiosa respecto de la homosexualidad, se unió civilmente a su compañero sentimental en una ceremonia privada. Unos 120 invitados se reunieron este fin de semana en la Iglesia de St. Paul en Nueva Hampshire para la ceremonia en la que se unieron el obispo Gene Robinson y Mark Andrew, su compañero durante más de 19 años.
Robinson es el primer obispo abiertamente homosexual en la historia de la Iglesia

La ceremonia fue privada por respeto a la conferencia mundial anglicana del mes próximo, dijo el domingo el portavoz de Robinson, Mike Barwell. "Fue absolutamente alegre", dijo Barwell por teléfono. "Muchos de sus partidarios y amigos estaban allí, incluyendo muchos miembros de la comunidad gay y lesbiana".

La Comunión Anglicana, con 77 millones de miembros es una federación global de iglesia nacionales que se ha visto convulsionada desde 2003, cuando la Iglesia Episcopal consagró a Robinson como el primer obispo abiertamente homosexual en más de cuatro siglos de historia de la Iglesia. La Iglesia Episcopal es la rama estadounidense de la Comunión Anglicana mundial.

Disputas sobre la autoridad de las Escrituras, la bendición de las uniones gay y otras materias se han convertido en asuntos mundiales, que amenazan con generar una pugna este verano cuando los anglicanos se reúnan, como cada diez años, en la Conferencia de Lambeth que se realizará en el Reino Unido.

Amenazado de muerte

En el pasado Robinson recibió amenazas de muerte y en su consagración en 2003 usó un chaleco antibalas bajo sus vestimentas litúrgicas. Dos oficiales de policía en uniforme hicieron guardia durante la ceremonia del sábado en la capital estatal Concord, dijo Barwell.

Robinson, de 61 años, un padre divorciado de dos hijos, alabó a los legisladores de Nueva Hampshire cuando el año pasado aprobaron la legislación que convirtió al estado en el cuarto en el país donde las uniones civiles entre personas del mismo sexo son legales. La ley entró en vigor el 1 de enero de este año.