Con el principal índice de las hipotecas por las nubes, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asumido las "dificultades" económicas que atraviesa nuestro país aunque ha vuelto a rechazar la inactividad del Gobierno, ya que, según ha querido resaltar, se ha tomado más de 20 medidas a corto plazo para hacer frente a la crisis.

De hecho, el presidente, claramente enfadado, ha pedido al presidente de Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, que tenga "más prudencia en sus declaraciones" sobre una posible subida del Euríbor en julio, a lo que habría que añadir también el incremento del precio del petróleo. "Todos esperamos responsabilidad del Banco Central Europeo", ha añadido.

Medidas económicas

Tras visitar el Centro de Tratamiento de Denuncias Automatizadas de León, Zapatero ha considerado "exagerado" los vaticinios de Trichet y ha querido restar importancia a quienes creen que las medidas económicas tienen efecto "de hoy para mañana".

A pesar de todo, ha señalado que es "consciente" de los efectos de la subida del Euríbor y ha destacado que mantendrá todos sus "compromisos sociales" tales como la subida de las pensiones mínimas y la cobertura de desempleo.