La Asociación de víctimas de las supuestas apariciones de El Escorial ha denunciado que unos quince menores sufren maltrato psicológico, físico en algunos casos, en un chalet-comuna que pertenece al entramado de fundaciones de la vidente Amparo Cuevas.

La denuncia de una chica de 16 años ha propiciado la investigación
El presidente de la Asociación, Juan Carlos Bueno, se ha dirigido al ministerio fiscal informándole de que los menores están alojados en
un chalet-comuna sito en la Finca La Magdalena de El Escorial, y que conoce la denuncia de una chica de 16 años en los servicios sociales de San Lorenzo de El Escorial, según la cual ella y su hermano de 12, sufren malos tratos por sus padres y un sacerdote.

La denuncia de la menor, presentada el 15 de mayo pasado, sostiene que su hermano Antonio no pudo asistir al colegio "por la paliza que la ha dado un cura", según la información facilitada a Efe por Juan Carlos Bueno.

El Defensor del Menor investiga

En su denuncia a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, la Asociación de Víctimas añade que se tienen noticias de que en el colegio donde están escolarizados los niños "ya han detectado marcas de supuestos daños físicos, que han citado a los padres con un forense para valorar las lesiones y los padres se han negado".

La Guardia Civil ha abierto diligencias sobre esta denuncia y al igual que el Defensor del Menor esta investigando estos hechos, según Juan Carlos Bueno, quien se ha dirigido también al cardenal y arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco, preguntándole si está informado de estos hechos que -señala en su burofax al cardenal- se han producido en la finca donde residen los capellanes nombrados por Rouco para la Fundación Pía Autónoma Virgen de los Dolores.