Los dos ciudadanos españoles retenidos en Gambia acusados de haber hecho propuestas homosexuales a dos taxistas locales han sido puestos en libertad esta tarde, según han informado fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores.
El presidente gambiano calificó la homosexualidad como una amenaza para la nación

El Gobierno de Gambia ha comunicado la noticia al titular de este departamento, Miguel Ángel Moratinos, en una conversación telefónica.

Los dos ciudadanos catalanes fueron detenidos el pasado viernes en la localidad turística de Kotu, próxima a la capital gambiana, Banjul, y hoy habían pasado a disposición del juez. Se enfrentaban a un apena de 14 años de cárcel, según el Front d'Alliberament Gai de Catalunya (FAGC).

"Cortar la cabeza" a los homosexuales

El arresto de los turistas tuvo lugar tras la firme condena de la homosexualidad hecha por el presidente gambiano, Yahya Jammeh, el pasado 15 de mayo. Éste calificó la homosexualidad como una amenaza para la nación y había dado un ultimátum para que los homosexuales salieran del país en 24 horas.

También había amenazado con "cortar la cabeza" de cualquier homosexual y dio órdenes para que cerraran todos los hoteles y pensiones que los alojasen.